Audiología infantil

En Audicost  tenemos un equipo multidisciplinar que cuenta con años de experiencia en la detección y tratamiento de la pérdida auditiva en la población infantil.

inicio | Audiología infantil

audicost icon

Desde antes de nacer hasta los 4 años aproximadamente y gracias a la audición, adquirimos el lenguaje,  la atención, la memoria, adquirimos la  capacidad para aprender, para pensar y para comunicarnos verbalmente. Por ello es de vital importancia que esa adquisición se produzca de la forma más favorable  y sencilla, sin barreras auditivas en el niño, ya que después de esa edad, será tarde para desarrollar correctamente dichas funciones.

En Audicost contamos con un equipo multidisciplinar que cuenta con años de experiencia en audiología infantil. Consulta a nuestros expertos. Audicost dispone de dos centros especializados (Centro de bienestar auditivo Audicost Moratalaz y Audicost La Oca) en los cuales atenderemos y solventaremos todas sus dudas respecto a los tratamientos más adecuados. En caso de necesitar audífonos dentro de su tratamiento, trabajamos con las mejores marcas y soluciones del mercado.

¿Cómo detectar que tu hijo puede tener pérdida auditiva?

Dependiendo del grado de pérdida, es decir de la cantidad, podemos encontrarnos con distintas posibles manifestaciones.

  • Bebés que dejan de balbucear.
  • Niños que no se asustan ante sonidos fuertes o no reaccionan ante sonidos familiares.
  • Niños que no se giran cuando se les llama por su nombre.
  • Niños que tardan más de la media en empezar a hablar.
  • Niños que no entienden las órdenes o sólo se quedan con parte de la información.
  • Niños que no entienden si se les habla por detrás.
  • Niños que hablan muy fuerte y que miran constantemente a la boca del que habla.
  • Niños muy nerviosos con rabietas frecuentes.
  • Niños que en situaciones de ruido no responden o se tapan lo oídos.
  • Niños que no se relacionan con los demás niños o tienden a aislarse.
  • Niños que confunden sonidos del lenguaje ya sea hablado o escrito.
  • Niños que preguntan con frecuencia qué has dicho.