Saltar al contenido

Hiperacusia y misofonía

Te realizaremos un test específico para estudiar tu caso y enfocarnos en su tratamiento de manera totalmente personalizada.

hiperacusia qué es

No esperes para solucionar tu problema auditivo y pide cita cuanto antes en nuestro Centro especializado.

En ocasiones, los sonidos a los que estamos habituados o las voces de otras personas comienzan a sernos incómodos. Otras veces, estos sonidos del día a día comienzan a resultarnos insoportables, proyectándonos una sensación subjetiva de molestia o molestar.

Si es así, es posible que padezcas de hiperacusia o misofonía, dolencias ambas que comparten una hipersensibilidad auditiva. Si te identificas con alguno de estos dos casos, no los dudes, acércate a Audicost y te indicaremos la mejor terapia a seguir.

Solicita más información

Déjanos tus datos y contactaremos contigo para informarte mejor sobre nuestras promociones, nuestros audífonos y nuestros servicios.

audífonos resound

Nuestros audífonos: la tranquilidad de llevar la mejor calidad

Sólo adaptamos modelos premium de los mejores fabricantes

Esto nos garantiza ofrecer la máxima calidad de sonido y las mayores prestaciones que, junto a nuestros servicios exclusivos, soporte, garantía y precio, hacen de nuestros audífonos una de las mejores opciones del mercado.

Elige aquí tu audífono ideal:

¿Qué es la hiperacusia?

Este término se refiere al aumento excesivo de la sensibilidad auditiva, normalmente producido por algún fallo en el rango dinámico de nuestro oído.

El paciente disminuye su tolerancia a los sonidos habituales y naturales del ambiente, como pueden ser las voces de otras personas, y comienzan a resultarle incómodos e incluso dolorosos.

Esta hipersensibilidad auditiva puede venir acompañada de dolores de cabeza, migraña, cansancio excesivo o náuseas. Afecta alrededor del 8 % de la población mundial y su evaluación se lleva a cabo a través de un test de hipersensibilidad al sonido.

causas hipoacusia

Causas de la hiperacusia

Todavía no se han identificado claramente sus causas, aunque esta hipersensibilidad puede ser la consecuencia de un deterioro de las células del oído, de un traumatismo craneal, de una prolongada exposición a ruidos demasiado elevados, de una infección de oído, de situaciones prolongadas de estrés o del autismo.

Actualmente existen estudios que relacionan la hiperacusia estrechamente con el sistema límbico del cerebro (un grupo de estructuras que dirigen las emociones y el comportamiento), aunque no se ha demostrado todavía. De ser así, el sistema límbico se activaría de manera errónea y daría demasiada relevancia a determinados sonidos.

También se la ha relacionado con los acúfenos, ya que las personas que los padecen a menudo sufren también de hiperacusia. De la misma manera, las personas que presentan hiperacusia tienen frecuentemente acúfenos.

Asimismo, existe evidencia de que algunos medicamentos podrían también causar hiperacusia como efecto secundario. Por ello, se debe dejar de tomar cualquier fármaco en caso de que sintamos una elevada sensibilidad de los sonidos y acudir al especialista.

Tratamiento de la hiperacusia

Ante todo, debemos llevar una vida saludable, haciendo ejercicio a diario, descansando lo suficiente y evitando fatigarnos. A parte de esto, si padecemos hiperacusia debemos evitar:

  • La exposición a ruidos y sonidos excesivamente altos.
  • La ingesta de estimulantes (como la cafeína, el chocolate, la nicotina o determinados medicamentos y drogas).
  • Los desencadenantes de la migraña, como por ejemplo el alcohol.
  • Los medicamentos perjudiciales para la audición, como la aspirina, los antiinflamatorios no esteroideos, ciertos antibióticos y los preparados que contengan quinina.

Para su tratamiento existen, según convenga, diversas opciones:

  • La toma de medicamentos prescritos por nuestro especialista. Por ejemplo, los que ayudan a las personas con trastorno obsesivo compulsivo (como los del tipo ISRS), suelen ser bastantes útiles.
  • Dispositivos de protección, como tapones para los oídos o dispositivos electrónicos de supresión de ruido.
  • Hay pacientes que tienden a sobreproteger sus oídos usando permanentemente tapones e incluso auriculares. Éstos ayudan en un principio, aunque luego son perjudiciales, ya que no le dan a nuestros oídos la oportunidad de ir ajustándose a un nivel normal de sensibilidad al ruido.
  • Tratamientos de desensibilización, como los que se realizan con generadores de sonido y enmascaradores, o terapias específicas para el tratamiento de la hiperacusia.
  • Ayuda psicológica, ya que en ocasiones, la ansiedad o la depresión que acompañan a la hiperacusia pueden ser un problema tan grande como la propia afección auditiva. En este caso, trabajar con un psicólogo o psiquiatra puede ser muy útil.
  • Diversas opciones quirúrgicas, aunque no suelen ser necesarias nada más que en casos muy extremos. Son bastante novedosas y han obtenido resultados exitosos. Algunos pacientes que padecían hiperacusia tras un fuerte ruido han respondido muy bien a la colocación de un tubo de ventilación trans-timpánico. También, recientemente se ha propuesto el bloqueo quirúrgico con partes de fascia temporal – una membrana que recubre nuestro músculo temporal –  de ambas ventanas del oído medio para el tratamiento de la hiperacusia.
  • El uso de audífonos, junto con una buena adaptación, también puede conseguir unos resultados muy satisfactorios y mejorar el rango dinámico de nuestra audición.

Y… ¿qué es la misofonía?

Este otro término procede del griego y se traduce como “odio al sonido”. Las personas que la padecen tienen una sensación subjetiva de molestia o malestar ante determinados sonidos. Por lo tanto, comparte con la hiperacusia la hipersensibilidad auditiva, aunque únicamente ante sonidos o ruidos concretos.

Este suceso parece indicar que está asociada a un hecho desagradable ocurrido tiempo atrás en un determinado momento, el cual generó en el paciente una fuerte molestia emocional originando una etiqueta negativa en su cerebro. Cada vez que el paciente se expone al mismo estímulo, se activa esta etiqueta y el determinado sonido produce las molestias.

Causas de la misofonía

Al igual que ocurre con la hiperacusia, sus causas también aún se desconocen. Tal vez sean de origen neurológico y/o psicológico, incluso una combinación de ambas. Como hemos indicado anteriormente, puede aparecer asociada a algún tipo de experiencia o situación negativa ocurrida en un periodo temprano del desarrollo psíquico y físico.

 

Tratamiento de la misofonía

Muchas veces, los pacientes aquejados de misofonía padecen problemas psicológicos derivados de ella, llegando a tener comportamientos violentos. Para su tratamiento existen:

  • Terapias psicológicas que ayudan a convivir con ella y mejorar su sintomatología.
  • Terapias de desensibilización, que combinan estímulos auditivos con otros visuales, táctiles u olfativos.
  • Las terapias emocionales también son recomendables.
  • Se están probando tratamientos con nuevos fármacos.

Independientemente de si es hiperacusia o misofonía lo que te afecta, en Audicost estudiaremos detenidamente tu caso para ofrecerte la mejor solución a través de un proceso totalmente personalizado. Nos centraremos en su tratamiento y “desensibilizaremos” el sistema que se sobreactivó erróneamente (esa etiqueta negativa de la que hablábamos anteriormente), para que así puedas volver a llevar una vida completamente normal.

revisión de oído gratis audicost

Revisa gratis tu audición

Pide aquí una cita y te realizaremos un completo análisis audiológico totalmente gratis y sin compromiso.

centros auditivos audicost

Encuentra tu centro Audicost

Da igual dónde estés. Accede a nuestro buscador, encuentra el centro Audicost más cercano a ti y pide cita.

contacto audicost

Te llamamos nosotros

Si prefieres utilizar esta opción, déjanos tus datos y uno de nuestros operadores se pondrá en contacto contigo de inmediato.

revisión de oído gratis audicostcentros auditivos audicostcontacto audicost
teléfono audicost

Te llamamos nosotros

¿Tienes dudas? Más cómodo imposible. Déjanos tus datos y te llamaremos para que nos digas cómo podemos ayudarte.