Hiperacusia | Misofonía

Su tratamiento personalizado. Estudiaremos su caso y nos enfocaremos en su tratamiento. Pida cita en nuestro Centro especializado

inicio | Hiperacusia y Misofonía

audicost icon

Su tratamiento personalizado para hiperacusia y misofonía. Estudiaremos su caso y nos enfocaremos en su tratamiento. Pida cita en nuestro Centro especializado (Centro de bienestar auditivo Audicost Moratalaz y Audicost La Oca).

Se denomina Hiperacusia al aumento excesivo de la sensibilidad auditiva, normalmente producido por algún fallo en el ajuste automático de la ganancia que hace nuestro oído, nuestra vía auditiva u otros puntos de nuestro cerebro. El paciente cataloga como “insoportables” ciertos entornos o situaciones cotidianos, que para la mayoría de las personas son tolerables.

La hiperacusia se traduce como una hipersensibilidad del sistema auditivo y una intolerancia a algunos sonidos cotidianos que no deberían molestar o que se soportan sin problema, como por ejemplo una conversación a un tono normal, la aspiradora o algún tipo de timbre. Se puede acompañar de dolores de cabeza, migraña, aumento de cansancio e incluso nauseas.

Todavía no se identifican claramente las causas de la hiperacusia. Sin embargo, la hipersensibilidad al sonido puede ser la consecuencia de un deterioro de las células o de un problema auditivo. Las causas que la pueden provocar se desconocen en su totalidad. Entre ellas se han sugerido: Traumatismo craneal, una exposición prolongada a ruidos demasiado elevados, una infección del oído, situaciones prolongadas de estrés o el autismo. Estudios recientes la relacionan estrechamente con el Sistema Limbico, aunque su origen pueda en un inicio ser otro. El sistema límbico, se activaría de manera errónea, dando demasiada relevancia a determinados sonidos.

La hiperacusia puede relacionarse con los acúfenos. Las personas que sufren de acúfenos son a menudo afectadas por la hiperacusia y, de la misma manera, las personas que presentan una hiperacusia tienen frecuentemente acúfenos.

La Misofonía comparte con la Hiperacusia esa hipersensibilidad auditiva, pero en este caso para sonidos o ruidos concretos; normalmente está asociada a un hecho desagradable ocurrido en un momento determinado, que generó a nivel emocional una molestia exacerbada, generando una etiqueta negativa en nuestro cerebro, que se activa cada vez que se expone al mismo estímulo.

Estudiaremos su caso y nos enfocaremos en su tratamiento en el que “desensibillizaremos” el sistema que se sobreactivó erróneamente y así podrá seguir llevando una vida totalmente normal.