Los audífonos invisibles

Los audífonos invisibles son la opción más recomendable cuando recibimos la noticia de que debemos utilizar audífonos para mejorar nuestra audición, e independientemente de la edad que tengamos…, seamos honestos, la gran mayoría pensamos principalmente en una cosa: ¿Se me notarán?, ¿Me los verán los demás? Es muy normal hacernos estas preguntas, y más en una sociedad en la que los temas estéticos y el qué dirán pueden llegar a influir en algunas de nuestras decisiones.

La pregunta que realmente deberíamos plantearnos es si el uso de audífonos (o de algún otro tipo de prótesis o elementos) será beneficioso para mejorar nuestra calidad de vida sin importarnos la opinión de los demás.

Existen estudios que indican que alrededor del 40 % de las personas que padecen hipoacusia (o algún otro tipo de trastorno auditivo) y deben utilizar audífonos; sin embargo, no lo hacen por temor a que no sean totalmente audífonos invisibles. Esto debería darnos igual, ya que cuando es necesario el uso de audífonos todo lo que pueden ofrecernos son beneficios para nuestra audición, para nuestro cerebro y para nuestra calidad de vida.

¿Cómo funcionan los audífonos invisibles?

La función de un audífono  es la de cualquier producto de apoyo auditivo : amplificar el sonido y transmitirlo a nuestro oído. Su colocación en nuestro canal auditivo es muy sencilla y disponen en su extremo exterior de un hilo extractor transparente cuya función es poder sacarlos para su manipulación, ya sea para su colocación diaria, limpiarlos o cambiarles la pila.

El uso de audífonos invisibles  está recomendado cuando el paciente posee una pérdida de audición leve o moderada y, al estar colocados cerca del tímpano, permiten aprovechar la amplificación natural del pabellón auditivo para la mejora de la audición. 

Al estar hechos a medida, cada uno de ellos es único para cada paciente y, al igual que el resto de audífonos, requieren mantenimiento y limpieza del filtro anticerumen. De hecho su limpieza es bastante más importante que en otro tipo de audífonos, ya que se encuentran en contacto permanente con la cera que se crea en el conducto auditivo y debemos evitar la obstrucción del micrófono y el deterioro de sus componentes electrónicos.

Tipos de audífonos invisibles

Aunque existen diferentes tipos de audífonos invisibles, la diferencia principal respecto a los audífonos RIE y BTE es que los audífonos intra son prótesis de muy pequeño tamaño, realizadas a la medida del canal auditivo del usuario a partir de un molde Por lo tanto, encajan mejor que un guante.

Existen varios tipos de audífonos intra, de mayor a menor visibilidad:

    • ITC (In The Canal): Hechos a medida, suelen ser del color de la piel del usuario (aunque, como la gran mayoría, puede fabricarse en el color que se desee) lo que hace que apenas sean distinguibles con una simple mirada de los demás. Son pequeños y técnicamente simples, y apenas sobresalen del conducto auditivo. No son tan potentes como otros de mayor tamaño y están indicados para una pérdida de audición leve o intermedia.
    • CIC (Completely In the Canal): Son muy estéticos y pequeños y, como su propio nombre indica, van introducidos por completo dentro del canal auditivo. Se adaptan completamente a él, ya que también están fabricados a medida, y son prácticamente imperceptibles a simple vista. Técnicamente y en diseño también son bastante simples, lo que influye en su pequeño tamaño.
  • IIC (Invisibles In the Canal): Bastante más imperceptibles a simple vista que los anteriores, por lo que suelen ser los más elegidos por los pacientes con hipoacusia leve. Al estar también realizados a medida del paciente e ir perfectamente encajados en el canal interno del oído, ayudan a reducir los ruidos externos. Por su colocación, también resultan muy cómodos y seguros.

audífonos invisibles en audicost, ventajas:

Ventajas y desventajas de un audífono invisible

En general y frente a otros tipos de audífonos, los audífonos intra tienen como desventaja  su menor potencia y que están dotados de menos funciones. Todo esto se debe a que, al tener un tamaño muy reducido, no es posible dotarlos con las características de otros audífonos de mayores dimensiones.

Su escasa autonomía quizá sea su punto más débil. De momento y debido a su reducido tamaño, no es posible dotarlos de una batería recargable que aumente su rendimiento, por lo que deben alimentarse a través de pilas. Esto los deja en clara desventaja frente a los audífonos recargables.Por el contrario, tienen a su favor frente a otros modelos una mayor comodidad y confortabilidad. Son la elección perfecta para personas dinámicas, para quienes realizan deporte con gran frecuencia, para los usuarios con gafas o para aquellos que desempeñan determinados trabajos físicos.

Cómo elegir el mejor audífono invisible

La elección de un audífono invisible va a depender del grado y tipo de pérdida auditiva. En Audicost te ayudaremos a elegir el más adecuado y el que mejor se adapte a sus necesidades, contando siempre con nuestra profesionalidad y excelencia, aunque nuestra recomendación profesional es clara: la elección de nuestro audífono debe hacerse en función de nuestras necesidades y para la mejora de nuestra audición y calidad de vida.

Aunque pueda ser un factor de elección importante para muchos usuarios, la invisibilidad de los audífonos por cuestiones estéticas  debe pasar a un segundo plano.

Cualquier duda que puedas tener al respecto, en tu centro auditivo Audicost más cercano y en nuestra web www.audicostaudifonos.com, estaremos a tu disposición para aclararla y asesorarte de la mejor forma posible.

Cristóbal Táuler
Redactor.
Linkedin

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.